Santorini es una isla griega situada al sur del mar Egeo  a unos 250 km de Atenas, la capital de Grecia.  La forma más fácil para llegar a Santorini es bien en ferry o en avión. Tanto la campañía Blue Star como Sea Jets ofrecen transporte marítimo desde Atenas, desde diferentes islas griegas o incluso desde la costa italiana hasta el puerto de Santorini. El coste del trayecto varía dependiendo de la duración y distancia. Por ejemplo desde Atenas puede costarte entre 40-60 euros, pero desde la isla de IOS el viaje te puede salir por unos 25 euros.

El avión también es otra opción para viajar hasta Santorini debido a que tiene un pequeño aeropuerto en la propia isla que durante los meses de verano conecta con España con vuelos directos. ¡Una oportunidad única sin duda!
Ahora que ya sabes cómo llegar a Santorini, no dudes en comprar los billetes para la próxima temporada de primavera-verano.

http://feelmywanderlust.com/wp-content/themes/salient/css/fonts/svg/basic_photo.svg

Se trata de una isla mágica, tranquila y bonita donde no harás más que encontrar momentos para enamorarse de Santorini:

1. La playa

Santorini tiene decenas de playas donde relajarse durante unas vacaciones más que merecidas. Para muchos, la playa más famosa de la isla es la de Kamari, con sus más de 5km de arena oscura volcánica, tan característica de las playas de Santorini. Pero sin duda, la playa más diferente y bonita es la Read Beach de Santorini, ubicada cerca del pueblo de Akrotiri en la parte suroeste de la isla.

Es muy fácil llegar hasta la playa en autobús desde Oia, Fira, Karterados, etc. Una vez bajes del autobús tienes dos opciones: bien coger un barco por 5 euros que te lleve a la playa o bien realizar un paseo de 15 minutos andando hasta llegar a la increíble Playa Roja de Santorini. Mi recomendación es que lleves chanclas cerradas para nadar debido a que hay rocas, sobre todo nada más entrar al agua.  Sin duda, se trata de una de las mejores playas de Santorini. Su arena roja te impresionará una y otra vez en este paisaje que parece sacado de una postal.

2. El restaurante

debido a que se trata de una isla bastante turística, uno debe de tener mucho cuidado de dónde se sienta a comer o a cenar. Grecia es un país que si sabes dónde ir te puedes gastar entre 8-15 euros por persona, degustando los mejores platos de la gastronomía griega, pero también es verdad que muchas veces intentan tomar el pelo al turista y suben los precios de manera desorbitada.  Si quieres saber dónde comer barato en Santorini, Mama´s House se encuentra en centro de Fira y es un restaurante tradicional griego que sirve unos platos deliciosos.

Mi recomendación es que no vayas más tarde de las 21:00, pues sino te  tocará esperar un rato en la puerta.  No dudes en probar el tzatziki, los calamares rellenos, la moussaka, la ternera o la ensalada griega.  Mama´ s House se encuentra muy cerca de la plaza principal de Fira. 

3. La puesta de sol

en Santorini vas a presenciar una de las mejores puestas de sol del mundo. Es tradición acercarse hasta la localidad de Oia, en la parte noroeste de la isla, para ver esconderse el sol tras la linea infinita del mar. Puedes ver la puesta de sol en Oia desde los numerosos bares con terraza tomándote una copa; desde las calles con sus muros donde sentarte o incluso desde un barco en el mar.

Escojas el lugar que escojas, has de saber que ese momento va a ser único, mágico y totalmente emocionante. Se trata de un ritual donde las personas acuden a un mismo punto en común para presenciar una única cosa: el atardecer en Santorini. Uno de los momentos más emotivos es cuando el sol se pone del todo y la gente aplaude mientras los barcos hacen  sonar sus bocinas. Ver la puesta de sol desde Oia es algo obligatorio  al menos una vez en tu vida. Si tu hotel no está en Oia, no te preocupes pues hay muchos autobuses que parten desde Fira y desde otros puntos de la isla.

4. La gastronomía

ir a Grecia supone implícitamente, sumergirse en un país cuya gastronomía es todo un placer para nuestros paladares. Debido a su orientación geográfica, comparten alimentos con Italia, con la cocina de Oriente Medio e incluso con la gastronomía procedente de los Balcanes.

Los platos que se pueden degustar en Santorini son los típicos de la gastronomía griega y debido a que se trata de una isla, predominan mucho el marisco y los pescados del Mediterráneo. Deberás probar el tzatziki, la ensalada griega, los dolmades, las albóndigas de carne llamadas Keftedakia, la moussaka, el pulpo, entre otros platos típicos griegos.  De postre te recomiendo el yogurt griego que está muy rico y los baklava que  son unos dulces típicos de la gastronomía de Oriente Medio elaborados con una pasta de nueces triturada  y bañada en almíbar o miel. ¡Están increíbles!

5. El hotel

aquí vienen dos recomendaciones, una para aquellas personas que no se puedan gastar mucho dinero viajando y otra opción para aquellas que sí se puedan gastar. Para los primeros, mi recomendación es el Hostal Caveland en Santorini, situado en la localidad de Karterados, a unos 15-20 minutos andado de la capital de la isla, Fira. Para aquellos perezosos también hay un bus que tarda unos 5 minutos pero considero que no merece la pena. Lo característico de este hostal, es que las habitaciones son cuevas decoradas con toques mediterráneos. Una noche con desayuno cuesta 17 euros por persona y para tratarse de una de las islas más turísticas de Grecia, es todo un acierto.

Para los que se puedan permitir gastarse mucho más dinero, recomiendo que reserven un hotel en la localidad de Oia. Numerosos hoteles ofrecen habitaciones con piscinas infinitas privadas, con vistas impresionantes a la caldera volcánica de Santorini.

La Casa de Julieta es uno de esos lugares que rebosan amor y romanticismo por todas partes. Desde la entrada se pueden observar los miles de mensajes  que dejan los enamorados en la pared; en el patio junto la estatua de Julieta están colgados los candados del amor; y el balcón de la famosa escena entre Romeo y Julieta se ubica en el mismo patio de la casa. Aquellos que quieran conocer aún más la historia de estos amantes por un módico precio pueden entrar a visitar la casa-museo.

6. El pueblo

sin duda, Oia se trata del pueblo más bonito de la isla de Santorini. Sus casas e iglesias blancas con las cúpulas azules, sus paisajes, y su famosa puesta de sol, hacen de Oia un reclamo turístico que merece la pena presenciar al menos una vez en la vida. La forma más sencilla para llegar a Oia es en transporte público o en coche. Salen varios autobuses a lo largo del día desde diferentes puntos de la ciudad como Fira o Karterados.

7. El tiempo

descubrirás al llegar a Santorini que al tratarse de una isla, el tiempo es relativo e impera una tranquilidad y una relajación increíbles. En las islas, los problemas desaparecen (o al menos eso parece) y dan paso a una ausencia del tiempo donde uno deja de mirar el reloj y aprende a disfrutar del momento. No importa cuánto estés viendo una puesta de sol, o tomándote un baño en el mar, o cenando tranquilamente disfrutando de la gastronomía griega. ¡En Santorini todo vale!

8. La gente

esto último va directamente relacionado con el apartado anterior y con la cultura griega en general. Tanto en Atenas como en las islas, los griegos son personas muy educadas, tranquilas y que siempre ayudan en todo lo que pueden al turista. Sin duda Santorini es una isla donde vas a pasar más de unas vacaciones en tu vida.

Estos son algunos de los momentos para enamorarse de Santorini. Acuérdate en tu próximo viaje a la isla de apreciar la magia que desprende el lugar a través de su gente, su  gastronomía, sus playas y sus paisajes.

¡Santorini no deja indiferente a nadie!